Belgrano empató 1 a 1 con Banfield en el Gigante de Alberdi. Un inédito fallo arbitral, sobre el final, y terminó perdiendo dos puntos. 

El pirata necesitaba volver a la victoria. En realidad necesita sumar, pero de a tres unidades, porque en la actualidad está en descenso directo. 

Luego de la dura derrota ante Talleres, con la posterior renuncia de Bernardi, se inició la era de Diego Osella al mando del plantel. Muchas veces los técnicos que debutan ganan, pero en este caso no se dio. 

Belgrano arrancó desconcentrado, parecía que los jugadores seguían en el mismo bajón deportivo del partido ante Talleres. Erráticos en los pases, pelotas perdidas en mitad de campo y Rigamonti salvando todo lo que tenía. 

Banfield por su lado demostró ser un equipo difícil, pero desaprovechó las oportunidades que tuvo, porque no se encontró con un equipo que tuvo una buena defensa.

Diego Osella, nuevo DT de Belgrano. 

La ansiedad, dominaba a las más de 20000 almas que colmaron el Gigante de Alberdi un lunes y con lluvia. Porque el equipo no reaccionaba y luchaba hasta con sus propios errores. El único que estaba en sintonía fue Maximiliano Lugo. 

No obstante Banfield se confió, atacó con todo lo que tenía y en un contragolpe de Belgrano lo pagó caro. Cerca del final primer tiempo, Lugo se hace de un balón en la mitad de cancha, se la traslada a Suárez que trepaba por el costado derecho y habilita a Jonas Aguirre, con un pase profundo, para que pueda convertir el 1 a 0. 

Belgrano se fue al descansco con el 1 a 0, pero con la obligación de salir a jugar bien en el complemento, porque el objetivo era definir el partido. 

El festejo de Aguirre luego de abrir el marcador. 

En el segundo tiempo se vieron las intenciones de Osella. Salir a los toques, no abusar del pelotazo y jugar por las bandas para abastecer a los delanteros. 

Si bien la idea de juego se hizo presente, nunca terminó de culminarse el plan. Belgrano necesitaba definir y no definía nunca, porque le faltó resolver con claridad cuando estaba cerca del área grande rival. 

Banfield por su lado iba arrinconando a Belgrano, tuvo muchas peligrosas que no pudo convertir en empate y hasta hay una jugada dudosa donde Guidara comete un penal, que Espinoza no cobró. 

Fernando Espinoza no tuvo una buena actuación, no resolvió en divididas para ambos equipos y tuvo un fallo que hacía mucho no se cobraba. 

Belgrano resistió todo lo que pudo. Llegó a cumplir la adición y todo parecía que se iba a quedar con los tres puntos, a pesar de no haber estado firme en todo el partido, no llegó a dominar a su rival en su propia cancha. 

Sin embargo, en la última jugada, Rigamonti ya tenía la pelota para sacar y que termine el partido, pero se excedió de los seis segundos. Luego de tener el balón en sus manos se puso a discutir con Cvitanich, a raíz de una falta cometida de Civelli a Menosse, que no se cobró, por lo que se pasó del tiempo reglamentario que como arquero debe tener para reanudar el juego. 

Acto seguido, Espinoza cobra el tiro libre, porque es una jugada que está en el reglamento y se puede cobrar, aunque tres años  que no se fallaba de esa manera. 

En medio del reclamo de los jugadores de Belgrano, Cvitanich agarra la pelota, la apoya en cesped y ejecuta el tiro libre indirecto, se la traslada a Julián Carranza, que con el arco de frente y sin guardametas, no tuvo mucho más que hacer. Así terminó el partido. 

El final terminó en polémica, los ánimos del público cambiaron en desconcierto y bronca, porque desde la tribuna todo pasó rápido. En la cancha, algunos jugadores de Belgrano aplaudieron irónicamente al árbitro, otros fueron a increpar. Incluso Olave, director deportivo, fue a recriminarle al árbitro. En el transcurso de los días podrían haber noticias acerca de suspensiones a jugadores, por ahora los anotados son Olivarez y Lugo.

Belgrano necesita mejorar lo que hizo en el segundo tiempo, por ahí va la cuestión, más allá de como terminó el partido. Osella tiene buenas intenciones de juego, pero el último cambio debía ser ofensivo y no defensivo, porque en vez de ingresar Olivarez debía ingresar Balboa para sumar gente en el ataque. El planteo de Belgrano terminó siendo defensivo, por ende terminó arrinconándose sobre su propio arco. Aún tiene fechas para sumar, aunque ahora debe estar despierto todo el tiempo. 

Fotos Ariel Cuellar

Síntesis

Belgrano: Cesar Rigamonti, Tomás Guidara, Matías Nani, Hernan Menosse y Juan Quiroga; Gabriel Alanís, Wilson Altamirano y Maximiliano Lugo; Jonás Aguirre, Matías Suárez y Leonardo Sequeira. DT: Diego Osella. 

Banfield: Iván Arboleda; Rodrigo Arciero, Renato Civelli, Danilo Ortíz y Claudio Bravo; Agustín Calello y Enzo Kalinski; Luciano Gómez, Jesús Dátolo y Nicolás Silva; Darío Cvitanich. DT: Julio Falcioni. 

Cambios: 45 min Julián Carranza por Jesús Dátolo (Ba); 61 min Juan Pablo Álvarez por Luciano Gómez (Ba); 79 min Denís Rodríguez por Jonás Aguirre (Be); 83 min Luis Marcelo Torres por Enzo Kalinski (Ba); 88 min Fabricio Brener por Leonardo Sequeira (Be); 90+1 min Sebastián Olivarez por Maximiliano Lugo (Be). 

Amonestados: Wilson Altamirano, Maximiliano Lugo, Cesar Rigamonti, Sebastián Luna, Hernán Menosse (Be); Jesús Dátolo, Danilo Ortíz (Ba). 

Goles: 45+ 1 PT Jonás Aguirre (Be); 90+ 4 Julián Carranza (Ba). 

Árbitro: Fernando Espinoza.

Informe Juan Armua 
Fotos Ariel Cuellar