El domingo se definieron los descensos de la Superliga a la B Nacional. Belgrano se despidió de la máxima categoría con un importante marco de público.

A pesar de que el descenso fue inevitable ante el triunfo de Patronato, la B se despidió de la Superliga ganándole a Godoy Cruz 1 a 0. Para el partido, los hinchas organizaron un importante recibimiento.

El equipo de Osella en la foto grupal antes de comenzar el partido.

Las banderas celestes como el cielo flameando al viento, los bombos y los cánticos le pusieron un tinte alegre a Alberdi en medio de tanta tristeza. 

Los hinchas demostraron estar a la altura de la situación, no hubo problemas durante el partido ni a la salida, el Estadio Julio Cesar Villagra al igual que las viviendas y comercios cercanos no sufrieron ningún tipo de violencia. 

Los hinchas de Belgrano poniendo color a las tribunas.

Es una pena estar destacando un accionar que debería ser lo normal pero vivimos en una sociedad donde la violencia forma parte de lo que llamamos folklore. Estas actitudes positivas nos permiten pensar en un fútbol libre de violencia, en volver a ver a las dos hinchadas y a las familias de nuevo en las canchas.