Foto LEONARDO REA

Ayer por la tarde, en el estadio Mario Alberto Kempes, Rosario Central y Temperley se vieron las caras para definir el primero de las finalistas de la copa. El partido terminó 1 a 1 y se impuso el equipo rosarino en la lotería de los penales.

El partido fue realmente chato, donde los dos equipos fueron demasiado precavidos y esperaban alguna desatención del equipo rival.

El segundo tiempo mostró un Central más ordenado, que abría el juego por las bandas. De esa forma llegó el gol, con un centro largo desde la izquierda y un excelente cabezazo de Zampedri.

En el descuento, cuando parecía que la alegría era toda rosarina, el fondo canalla resolvió muy mal un tímido ataque gasolero y le dejó el empate servido a Mazur.

De todas formas, el equipo no sufrió anímicamente ese empate y pateó con decisión todos los penales. Además, el arquero, Jeremías Ledesma, atajó uno en el momento clave de la serie y se llevó todos los flashes.

Lo que viene para el equipo de Bauza es River o Gimnasia, que definirán su llave el miércoles 28 en Mar Del Plata.